El conflicto del Sáhara: imperialismo, descolonización y derechos humanos

Para entender el conflicto del Sáhara (como el palestino y la mayor parte de los africanos y del Próximo Oriente) hay que buscar sus orígenes en la época del imperialismo, continuación del colonialismo de los países europeos de los siglos XV y XVI, que transcurre aproximadamente entre 1870 y 1914. El imperialismo consistió en el afán de las principales potencias de la época -los países europeos y en su espacio estratégico, Estados Unidos y Japón- de extender su poder e influencia más allá de sus fronteras, principalmente en territorios de África y Asia. Aprovechando su superioridad técnica, financiera y militar resultado del espectacular crecimiento económico y de la  producción asociado a la segunda revolución industrial, estas potencias crearon enormes imperios coloniales, surgiendo tensiones y conflictos que llevarán a la “Gran Guerra”. Aunque la motivación esencial fue económica -vender excedentes, buscar mercados, invertir capitales aprovechando la mano de obra más barata y obtener materias primas a buen precio- también intervinieron otros factores: demográficos -la posibilidad de encontrar nuevos territorios para la emigración de millones de europeos- políticos, estratégicos e ideológicos, es decir, motivaciones relacionadas con el afán de poder y conquista del nacionalismo más conservador que consideraba  la superioridad de unas naciones sobre otras con argumentos próximos al racismo (darwinismo social) Gran Bretaña creó el imperio más extenso como soporte de su imperialismo económico.
España, pese a no ser ya una gran potencia y perder en 1898 casi todo lo que le quedaba de su antiguo Imperio colonial -Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas-, conservó en África Occidental Ifni, Rio Muni y Fernando Poo e intento en aquellos años un colonialismo que se proyectaba en el norte de África (Marruecos).

Atraída por los abundantes recursos naturales de la región y con el objetivo estratégico de cubrir el flanco de las Islas Canarias, España comenzó su penetración en el Sáhara Occidental en 1885 con la construcción de Villa Cisneros y el establecimiento de factorías en Río de Oro y Bahía Blanca.
En 1920 llegó a un acuerdo de fronteras con Francia, la otra potencia colonial de la zona,  y en 1934 se produjo la ocupación efectiva tras la firma de un sometimiento por parte de las tribus saharauis. Fue entonces cuando el territorio comenzó a denominarse “Sáhara Español”.


Después de la I Guerra Mundial y  especialmente desde la segunda, se consolidan los movimientos contrarios al colonialismo que denuncian la brutalidad y explotación de las colonias y defienden el derecho de los pueblos a ser independientes y  decidir sobre sus destinos. El deseo de independencia de la mayoría de la población de las colonias y la aparición de movimientos nacionalistas muy diversos junto a la nueva situación internacional mundial tras 1945, explican el desarrollo del proceso descolonizador, el camino a la independencia y la aparición de nuevos estados. La recien creada ONU proclama en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) el derecho de los pueblos a disponer de sí mismos, el llamado derecho de autodeterminación.

Con la independencia de los países de Africa del Norte en los años cincuenta, Marruecos y Mauritania empiezan a reclamar sus derechos sobre el territorio saharaui que permanecerá bajo poder español hasta 1975. En en esta fecha, en plena crisis final del régimen franquista y ante las presiones de Marruecos y de la opinión pública internacional, es cuando España abandona el Sáhara Occidental dejando sin solucionar un conflicto que sigue abierto en la actualidad.
Aquí os dejo una presentación y  algunos enlaces para entender mejor la naturaleza de este conflicto internacional que afecta directamente a  España pero especialmente a sus principales protagonistas: la población saharaui.

Preguntas con respuesta sobre la crisis actual, la historia del conflicto y el escenario en 20minutos.es 


Nuevas claves en el conflicto del Sáhara


Sahara online


El conflicto en El Mundo


El conflicto en El País

Informe semanal: la intifada saharahui

Polémica: el gobierno de Marruecos y la prensa española

Anuncios