La larga crisis del siglo XVII y la batalla de Rocroi de 1643

De la serie Las grandes crisis de la economía española ofrecemos el  artículo “El largo siglo XVII” (Negocios -suplemento dominical de El País-, 15-1-2012) en el que   José Antonio Sebastián repasa la historia del siglo XVII español desde el punto de vista económico.  Este recorrido  nos aporta dos lecciones de actualidad: la primera, la conveniencia de mantener separados megalomanía y gasto público; y la segunda, que el incremento de la desigualdad no estimula el crecimiento sino  generaliza la pobreza.

El largo siglo XVII

Batalla_de_rocroi_por_Augusto_Ferrer-Dalmau
Cuadro “Rocroi. El último tercio” de Augusto Ferrer-Dalmau Cuadro “Rocroi. El último tercio” (2011) del pintor español Augusto Ferrer-Dalmau. Muestra un tercio español durante la Batalla de Rocroi, desarrollada en las Ardenas (Francia) el 19 de mayo de 1643.

  La batalla de Rocroi  aconteció el 19 de mayo de 1643 entre el ejército francés, y el ejército español a las órdenes del portugués Francisco de Melocapitán general de los tercios de Flandes. El enfrentamiento, que comenzó antes de amanecer, duró cerca de seis horas y terminó con la victoria francesa. Es considerada como el principio del declive de los tercios españoles,dada la repercusión que alcanzó la derrota. Los Tercios no volverían a conseguir el esplendor pasado que les hizo merecedores de una aureola de invencibilidad en los campos de batalla europeos. Con esta batalla comienza el declinar del imperio y se inicia el principio del fin de la hegemonía militar de España en Europa. El relevo lo toma Francia, la gran beneficiada, que empieza a emerger como potencia continental.

El perro de Rocroi de Arturo Pérez Reverte

Miré los muros de la patria mía,

si un tiempo fuertes ya desmoronados

de la carrera de la edad cansados

por quien caduca ya su valentía.

 Salíme al campo: vi que el sol bebía

los arroyos del hielo desatados,

y del monte quejosos los ganados

que con sombras hurtó su luz al día.

 Entré en mi casa: vi que amancillada

de anciana habitación era despojos,

mi báculo más corvo y menos fuerte.

 Vencida de la edad sentí mi espada,

y no hallé cosa en que poner los ojos

que no fuese recuerdo de la muerte.

Enseña como las cosas avisan de la muerte” en Paraíso cerrado de Francisco de Quevedo

Más sobre el siglo XVII

España en el siglo XVII

Miradas sobre el siglo XVII

Análisis y comentario del texto del Memorial del Conde duque de Olivares

El siglo de águila roja

Anuncios